Translate

Lo más visitado

miércoles, 31 de mayo de 2017

Novela literaria o novela comercial




Una de los propósitos de la literatura es entretener. Y la rama que más se ocupa de ese propósito es la que se conoce como literatura comercial o de entretenimiento. Hacen parte de ella una multitud de géneros y subgéneros entre los que encontramos los relatos policiales, el romance, la ciencia ficción, la fantasía, el terror...
La literatura general o clásica también entretiene, pero no es su objetivo más importante. Su propósito principal es retratar artísticamente la condición humana e indagar acerca de ella, en sus diferentes tiempos y espacios. Muchas veces sacrifica el entretenimiento en aras de explorar aspectos profundos del ser humano y de exponer una visión determinada del mismo y su sociedad, dando un placer más artístico e intelectual a sus lectores.
Este tipo de lecturas hoy en día no tiene su lugar, no es valorada como se merece por ser un género tal vez demasiado denso, profundo, "difícil de leer".
Tampoco se puede decir que la literatura de entretenimiento no indague sobre la condición humana ni la retrate artísticamente. Al tratar sobre seres humanos inevitablemente lo hace (incluso si narra historias sobre seres de otra especie, como en la fantasía o la ciencia ficción), pero en un grado mucho menor.
Yo siempre digo que los lectores han cambiado porque necesitan un libro que los entretenga en vez de hacerlos pensar y me parece perfecto. Atrás quedaron los grandes maestros como Borges, Kafka, Vargas Llosa, Albert Camus, Hermann Hesse, E. Hemingway, Graham Greene... y tantos otros escritores que dejaron huella.
 Lo bueno sería que cada uno tuviera su espacio... y sus lectores.

domingo, 28 de mayo de 2017

Hace 50 años aparecía en Buenos Aires la obra de Gabo: "Cien años de soledad"



Sara Facio-fotógrafa argentina-

Todo el talento y una alta dosis de realismo mágico fueron los ingredientes que usó GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ para escribir CIEN AÑOS DE SOLEDAD, una de las principales obras de la literatura universal, que cumple 50 años de su primera edición.

Fiel a ese estilo de fantasía y realidad que impregnó las obras que le otorgaron EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA EN 1982, el escritor colombiano se encargó de rodear de anécdotas la etapa previa a la publicación del libro por parte de la editorial argentina SUDAMERICANA, que terminó de imprimirlo el 30 de mayo de 1967.

Problemas económicos, aislamiento en el estudio de su casa de México donde escribió el libro y tristeza infinita por la muerte de los protagonistas de la obra fueron relatados por GABO a amigos y en escritos periodísticos.


El genial escritor admitió que en un comienzo no llegó a imaginar que su obra más célebre llegase a tener tal importancia. "Pensar que un millón de personas pudieran leer algo escrito en la soledad de mi cuarto, con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal, parecería a todas luces una locura", confesó el literato en Cartagena de Indias en 2007. La idea de relatar las historias alucinantes de la familia BUENDÍA en la mítica  MACONDO empezó a rodar en su cabeza mucho antes de 1967 a raíz de los relatos que le contaba su abuela TRANQUILINA IGUARÁN cuando era niño. Pero ese párrafo inicial de "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo" se le apareció de repente y no pudo parar de escribir durante 18 meses. En un artículo que publicó en 2002 en la revista colombiana "Cambio", G.Márquez dijo que la idea de iniciar la obra le llegó de repente a comienzos de 1965 mientras conducía su automóvil en un paseo familiar a Acapulco.
"Me sentí fulminado por un cataclismo del alma tan intenso y desgarrador que apenas si logré eludir una vaca que se atravesó en la carretera", escribió Gabo, tras recordar que desde ese momento no tuvo sosiego.

La anécdota ya la había narrado en 1982 en EL OLOR DE LA GUAYABA, un libro de conversaciones con su amigo Plinio Apuleyo Mendoza, en el que relató que el afán por sentarse a escribir el primer párrafo era tan grande que dio vuelta en la carretera para regresar a Ciudad de México.

Consciente de que no podía enclaustrarse varios meses para escribir sin ganar el sustento diario como periodista o guionista de cine, Gabo le pidió un préstamo al también escritor colombiano Ivaro Mutis. El dinero quedó en manos de su esposa Mercedes, quien tuvo que recortar al máximo los gastos y rogar al dueño de la casa un plazo prudente para pagar el alquiler.

"Lo que podía ser motivo de otro libro mejor, sería cómo sobrevivimos Mercedes y yo, con nuestros hijos, durante ese tiempo en que no gané ningún centavo por ninguna parte. Ni siquiera sé cómo hizo Mercedes durante esos meses para que no faltara ni un día la comida en la casa", recordó el escritor en 2002. Terminada la obra, la pareja salió al correo para enviar el borrador a Buenos Aires pero se encontró con un tropiezo; el dinero no alcanzaba para pagar el flete. La solución de urgencia fue enviar la mitad para ver después cómo conseguir dinero para el otro envío.

"Sólo después caímos en la cuenta de que no habíamos mandado la mitad sino la última parte. Pero antes de que consiguiéramos el dinero para mandarla, ya Paco Porrúa, nuestro hombre en la editorial Sudamericana, ansioso de leer la primera mitad del libro, nos anticipó el dinero para que pudiéramos enviarla", dijo el escritor, quien falleció en 2014.

La primera edición del libro de 471 páginas se agotó en tres semanas. Se vendieron 8.000 ejemplares y la editorial tuvo que preparar rápidamente la segunda edición, según narró el escritor Eligio García Márquez, hermano de Gabo en TRAS LAS CLAVES DE MELQUIADES.

Ahí llegó CIEN AÑOS DE SOLEDAD a la cúspide de las letras castellanas.

La Capital
--------------


sábado, 27 de mayo de 2017

Personajes de novela: Isabel Law



Abidin Dino
Isabel Law era una mujer que dedicó su vida a la familia Tudor; hija de labriegos, desde muy jovencita trabajó para el rey.
Ella luchó por sacar a la intemperie sus miedos ante la Inquisición y vio de cerca cada sacrificio. Sabía que la muerte la buscaba porque pecaba, a pesar de que cantaba en los templos y llevaba una cruz sobre su pecho, en épocas en que el gobierno tenía problemas con la Iglesia Romana, en el reinado de Eduardo Vl y el calvinismo o de Isabel l y el  anglicanismo.
Isabel sabía que las ciencias, la magia o algún experimento alquímico podían costarle la vida pero estaba en continuo enlace con las brujas y las estacas. Traía a Hampton Court a todo tipo de videntes y se embriagaba con las oraciones de la Biblia; sin embargo, tenía miedo a los acontecimientos imprevistos que acarreaba el siglo XVl con verdugos, herejes, diablos y santos que se “coronaban” frente a ella con sus vestiduras púrpuras.
Isabel Law fue esclava, pecadora, nodriza-madre, y asesina pero lo hizo en defensa propia por eso no hubo censura.
En muchas ocasiones, ella veía esqueletos en el armazón de la rueda, decapitados, muertes en la hoguera, libertinaje sexual en la corte, hombres con capucha y destral. No hablaba de las tumbas escondidas, del foso cubierto de cadáveres, de los ancianos vaciados del viernes Santo, de los encorvados y dementes. 
Esos seres la amarraban a una cárcel en llamas para evocar el sacrificio de Juana de Arco, la santa guerrera, y saciar el hambre de ser patriota y defender los ideales. Cuando la "muerte negra" azotó las viejas murallas, y tras la muerte de Isabel I en 1603, la nodriza, muy anciana, escuchó un silencio de sepulcro que la dejó ciega y sorda. Todas las personas que la quisieron o que la odiaron, los fantasmas, los enanos y deformes, los labriegos y artesanos de la aldea... habían desaparecido.
       Aquella ausencia de carruajes, de risas infantiles, de copos de nieve y querubines, del rey y sus borlas doradas, de los escribientes y las gitanas… la dejó inerme, contra una pared de formas inquietantes pero sin voces.
El mutismo lleno de memoria le recordaba la soledad y la quietud era una mortaja de condenado. Nunca creyó que iba a tener que vivir sin ellos.
In Pace.




Fragmento de mi novela----------------------LA NODRIZA ESCLAVA (Histórico-fantástica)


jueves, 25 de mayo de 2017

¡Deje una!




Philip Alexius

A Alberto (mi papá)



La tía Felicitas tenía un loro en el patio que siempre tomaba fresco arriba de un bastoncito especial para él.
Las rosas traían fragancias dulces hacia la galería donde la tía cosía ropa para los niños pobres que iban a pedir ayuda a la iglesia. El patio era grande con plantas de pomelo, jazmines… y estaba rodeado por tapiales de ladrillos que lo separaban de la calle por la que pasaban los vendedores ambulantes.
Felicitas vivía sola en la casa antigua junto a sus recuerdos, a enredaderas que trepaban las paredes, a los muebles de principios de 1900… y con Pedro: el loro.

A la tarde, pasaba el vendedor de bolsas de marlos.
-¡Marlero… marlos!- gritaba el hombre.
-¡Deje una!- decía la tía Felicitas desde la cocina o desde el corredor cuando estaba remendando medias.
Todos los días ocurría lo mismo…
Una mañana, vinieron a visitarla Gertrudis y Flora, sus dos hermanas, para invitarla a pasar unos días en Córdoba.

La tía Felicitas no quería ir, estaba grande, tenía que coser guardapolvos y algún trajecito de comunión. El padre Rino le había dejado la sotana para que le levantara el ruedo que se le había roto cuando daba la misa, hecho que provocó que se cayera al piso en medio de la gente.
-¡No, no puedo ir…!. Tengo muchas ocupaciones: recoger la caridad, visitar el hospital y entregar la ropa en la villa.
-Pero Feli… estás todo el año trabajando, mereces un descanso. No seas tonta el aire de las sierras es bueno, después te vas a sentir más fuerte para seguir con tus labores.
-Está bien- dijo la tía.

Felicitas preparó la valija grande del abuelo Roque que estaba muy vieja y olía a naftalina. En el fondo, la fotografía de la abuela Esperanza mostraba la nariz enorme del bebé que tenía en brazos: el tío Fortunato, más feo que un fantasma. ¡Pobrecito!.
Felicitas ordenó los vestidos con margaritas y violetas, sus preferidos, el gorro para el sol, las sandalias y la blusa con floripones.
A las cinco de la tarde, la vinieron a buscar. Dejó a Pedro al cuidado de la vecina que le iba a dar de comer y lo iba a vigilar de vez en cuando.

El loro, solo, estaba medio triste pero hablaba sin parar.
Por la tarde, pasó el marlero como de costumbre.
-¡Marlero… marlos!
La tía Felicitas no estaba para contestar, entonces Pedro con la voz rasposa dijo:
-¡Deje una!.
Así transcurrieron las semanas…

Felicitas ya estaba por regresar. El viaje la había despejado y ahora parecía una joven de veinte años: rosada, alegre y bulliciosa.
A la habitación llevó la valija y luego fue al patio a saludar al loro; en realidad, lo había extrañado un montón porque era como un hijo para ella. Lo encontró gordo y contento, con las plumas brillantes; subía y bajaba del tejido y decía:
-La tía, deje una, la tía…
Felicitas se fue a dormir.
Al día siguiente, cuando fue a buscar un pomelo para el desayuno, vio al fondo contra el tapial una pila de bolsas de marlos. Se extrañó… ¿Por qué estaban allí esas bolsas amontonadas?. Volvió a la cocina y escuchó que Pedro decía:
-¡Deje una, deje una…!.

Cuento infantil-juvenil---------------  Luján Fraix

Del libro "Los duendes de la casa dulce"





miércoles, 24 de mayo de 2017

Las mejores obras de la literatura latinoamericana






Una lista de las 10 mejores obras de la literatura latinoamericana
del siglo
preparada por Julio Ortega
quien preside la Cátedra de Estudios Hispánicos
en la Universidad estadounidense de Brown incluye a:



RAYUELA,
de Julio Cortázar.

LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ,
de Carlos Fuentes.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD,
de Gabriel G. Márquez.

LAS MEMORIAS DE MAMÁ BLANCA,
de Teresa de la Parra.

PEDRO PÁRAMO,
de Juan Rulfo.

LOS RÍOS PROFUNDOS,
de José María Arguedas.

PARADISO,
de José Lezama Lima.

EL OBSCENO PÁJARO DE LA NOCHE,
de José Donoso.

LA VIDA EXAGERADA DE MARTÍN ROMAÑA,
de Alfredo Bryce Echenique.

EL CUARTO MUNDO,
de Diamela Eltit.




martes, 23 de mayo de 2017

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde




1890 es un año clave en la vida de OSCAR WILDE (1854-1900).

A partir de la publicación de EL RETRATO DE DORIAN GRAY en la revista "Lippincott´s  Monthly Magazine", éxito y escándalo irán indisolublemente unidos a su nombre.

De todas sus obras, "El retrato de Dorian Gray" es especialmente significativo, ya que Wilde no mostró demasiada inclinación por la novela; prefería el relato corto o la comedia, donde su epigramático talento se encontraba más cómodo.

El tema de esta obra es atractivo, y se comprende perfectamente que el autor lo utilizara para ilustrar su esteticismo decadente. El protagonista, un joven bello,sensible vive su eterna juventud en busca de sensaciones cada vez más intensas que lo llevarán al vicio y al crimen. La atmósfera del relato resulta sugerente y adecuada; los diálogos, limpios y agudos, a menudo le dan una gran agilidad a la narración.


 La historia de Dorian Gray, que vende su alma al diablo a cambio de su eterna juventud, tiene connotaciones muy especiales, ya que a través de ella el autor formula una inquietante serie de observaciones morales y filosóficas.

Por ello el mensaje hedonista de Wilde, que en su tiempo se vio enturbiado por los prejuicios de una sociedad mojigata, hoy es mirado de otra forma.

El hedonismo es una doctrina de la filosofía que considera al placer
como finalidad o el objetivo de la vida.
Los hedonistas, por lo tanto,
viven para disfrutar de los placeres, intentando evitar el dolor.


domingo, 21 de mayo de 2017

Tú no me conoces...





Federico Bebber




Suelo aislarme cuando me siento incomprendida...
La empatía, ese sentimiento que permite percibir lo que al otro le pasa, muy pocos lo practican y entonces aparecen reproches, quejas y reclamos.  No están preparados para acompañar, para escuchar, para entregar... "En tiempos oscuros nos ayudan quienes han sabido andar en la noche" dijo Sábato.
Sólo quien ha sufrido puede comprender a quien tiene a su lado, ayudarlo a salir adelante, esperarlo... todo el tiempo que sea necesario.
Quien exige no conoce la mirada diferente, quien exige todavía no ha crecido. Le falta camino, su amistad es un invento: ha postergado la posibilidad de aprender.


Luján Fraix-2017

sábado, 20 de mayo de 2017

El poema que Borges nunca escribió...





En noviembre de 1988 la revista "Uno mismo" publicó un poema titulado "Instantes", con la firma de Jorge L. Borges.

Desde ese momento fue fotocopiado  hasta el hartazgo y se convirtió en el texto más famoso del gran escritor. Ironía borgeana, chiste de mal gusto o el más grande de los malentendidos de la literatura argentina; esos versos adoptaron al autor, al estilo de los personajes de Pirandello, desesperadamente solos, huérfanos de alma:


"Si pudiera vivir nuevamente

mi vida, en la próxima trataría

de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto,

me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido,

de hecho tomaría muy pocas

cosas con seriedad..."


Así comienza el poema, como una enumeración de pautas de autoayuda, o una confesión final y son éstas las palabras que la gente ha querido escuchar de Borges.

El asunto es que María Kodama decidió iniciar acciones legales contra el director de la revista, quien reconoció el equívoco. Sin embargo, nada alcanzó para enmendar el error: más fotocopias, señaladores, afiches, divulgaron el malentendido por el mundo.

Un diario parisino ha publicado una traducción al francés de "Instantes" convirtiendo a Borges en el centro del  homenaje. 

Muchos se han rendido ante la evidencia de la multitud que asegura que esos versos son del poeta elegido, festejando el plagio como uno de los modos de la celebridad y la bienaventuranza. 



jueves, 18 de mayo de 2017

Personajes de novela: Elizabeth Bennet





JANE AUSTEN utiliza a la muchacha para explicar sus ideas esenciales. 
ELIZABETH BENNET, a pesar de que no se siente capacitada para juzgar a toda una sociedad, resulta un excelente juez de la conducta humana. Su bondad deriva de la capacidad para prever las consecuencias de sus actos; dista mucho de poseer una conducta irreflexiva, sabe examinar sus sentimientos y no vacila en subordinarlos a un bien que la trasciende y del cual depende la armonía del orden social.

No es fría, ama con intensidad; por tanto, su mayor virtud estriba en que no se limita a aceptar las convenciones por falta de sentimientos. Nunca se ilusiona con la posibilidad de que pueda existir otra sociedad mejor en donde las cosas se puedan disponer de otra manera.

A la hora del dolor, no se rasga las vestiduras; la infelicidad no la impulsa a pensar como una romántica y cuando llega la dicha, la acepta como algo natural, merecido. Este difícil equilibrio de su conducta se debe, esencialmente, a que Jane Austen sopesa la verdad con el mayor cuidado en cada línea de la novela, además el tono de claridad y audacia con que expone su pensamiento no la aparta de la intimidad, de la leve confidencia.





CHARLOTTE BRONTË despreció a Jane Austen porque solía representar a todos los hombres y mujeres como si fueran damas y caballeros; otros la acusaron de no haber salido nunca de la sala de estar.

Esas críticas serían válidas si ORGULLO Y PREJUICIO no revelara un nuevo modo de juzgar y una lección moral de indudable trascendencia.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Un silencio que me abrigue...



Anka Zhuravleva



 MarZo...

En otras épocas me preparaba para ir al colegio... no veía la hora de que llegara el momento. Después a los tres o cuatro días ya estaba aburrida pero sabía que ése era mi deber en la vida. Luego vino el secundario y el Terciario y siempre sentí esa responsabilidad. "Ella tiene que estudiar", decía mi mamá cuando mi papá hablaba de enviarme a recorrer sembrados y hacer cuentas matemáticas subida a lo alto del molino de campo.

Cuántos sueños quedaron debajo de aquel sauce y hoy soy una persona que siente que aquella paleta de colores se ha puesto gris como quien viene de recorrer la vida cansada de tanto andar. Atrás quedaron las voces de los seres amados y yo, huérfana, necesito un rumbo para orientar la brújula, dejar de someterme al criterio ajeno, aprender a decir NO y recuperar el orden interior.

Sé que no es fácil, también sé que a estas alturas la paciencia se ha terminado y cuando no hay empatía del otro lado busco un silencio para abrigarme porque en él siento que todavía queda algún abrazo para compartir...



Luján Fraix--------------Marzo 2017


martes, 16 de mayo de 2017

La vocación, una palabra en desuso








LA VOCACIÓN...

Nadie habla de un tema vital para muchos, especialmente para mí. Encuentro guerra de "egos" en las redes sociales disputándose el primer puesto de ventas de libros y me pregunto tantas cosas. Pareciera que en este mundo del ARTE Y DE LAS LETRAS lo más importante es competir...

¿Y LA VOCACIÓN?
¿CONOCEN QUE SE SIENTE
DENTRO DEL SER CUANDO NOS LLEGA SU MENSAJE?.

No sé.

Ella se anima a desafiar nuestra tranquilidad y nos persigue; aunque le demos la espalda, aunque la ignoremos... Nos acompañará siempre hasta el final de nuestra historia.

PARA QUÉ?

Para darnos felicidad. LA VOCACIÓN (así lo decía García Márquez) es algo innato; venimos a esta tierra con esa misión. No tiene que ver con el egoísmo ni la competencia, no destruye sino que engrandece, no es mezquina porque comparte... ES HUMILDE.


"HAY QUE TENER DEMASIADA GRANDEZA
PARA ADMIRAR A OTRO"

decía Ernesto Sábato.



Yo comencé a escribir a los 8 años después de haber leído muchos libros. Escribía cuentos de hadas llenos de errores de ortografía. Más tarde, seguí con mis estudios primarios y secundarios aprendiendo un poco más. Recuerdo que la hermana MARÍA DE LAS NIEVES me decía:

-Tú vas a ser escritora porque usas palabras que otros niños no utilizan. Me imagino que lees mucho?.

Yo sentía que tocaba el cielo cuando me elogiaba así. Cuando terminé el secundario intenté seguir Abogacía pero no logré ingresar a la Universidad porque los cupos eran limitados. Seguí escribiendo poemas de amor frustrados hasta que me decidí por el profesorado de Letras. Recuerdo que llevaba mis cuentos a las clases, pero nadie me los pedía... Era la única que escribía. Todas querían ser profesoras. Finalmente, abandoné por un ataque de pánico y lloré mucho. Eso me sirvió de experiencia aparte de que aprendí mucho sobre gramática, escritores y pintores. Pude desplegar mis argumentos cuando rendí HISTORIA DEL ARTE porque me dieron para analizar pinturas. Fue un éxito y me sentí feliz.

Por esos años empecé a enviar mis cuentos a concursos literarios (no existía internet) pero yo no me sentía conforme, pensaba que me faltaba aprender y fue cuando decidí anotarme en un Taller de Narrativa. Fue tan enriquecedor, aprendí mucho, me relacioné con gente de las letras, publiqué en diarios, revistas, antologías compartidas, recibí premios... Todo impensado para mí, perdí noción del tiempo y sentí que esa VOCACIÓN que tuve desde niña estaba dando grandes pasos. No existían metas, lo importante era el presente: la experiencia. 

Ellas insistieron para que publicara mi primer librito de poemas AMOR VERDADERO (poemas, 2000). No pensé nunca en venderlo, "el libro tiene que circular", decía Susana, mi profesora. Y fue así, que lo utilizaron como material de estudio en los colegios y me abrió puertas para ser jurado de eventos y ganar luego el premio del Museo de la ciudad y del ministerio de Cultura; una plaqueta ubicada en el monumento a LAS MADRES en mi localidad.

Publiqué tres libros más "MOLINOS DE VIENTO" (cuento, 2002), "SEPTIEMBRE" (poemas, 2007) y "EL SILENCIOSO GRITO DE MANUELA" (novela, 2015)  No contenta con ello me anoté para estudiar de Preceptor Literario en el Conservatorio L. de Rosario. El profesor Rossi decía que cuando leía mis poemas le recordaban a Sor Juana Inés de la Cruz.(Oh...querido profesor) Él era fiel custodio del idioma y su curso se basaba en la escritura clásica. Allí aprendí a escribir todo tipo de poema con métricas totalmente desconocidas para mí. 



Por eso digo que se puede ser escritor de muchas formas, todo es relativo: no existen códigos ni reglamentos ni pautas a seguir.Yo fui por el camino del estudio porque me permitió adquirir confianza, seguridad... aunque no venda libros, no me importa. Conozco amigas que recorren ciudades presentando sus libros, que luchan por alcanzar un lugar...

Van Gogh murió sin haber vendido un cuadro
y nadie, hoy, cuestiona su talento.

Cuando LA VOCACIÓN te abraza
no importa dónde puedas llegar, tú sabes cuáles son tus límites y ambiciones,
con qué eres feliz.
Nunca la abandonas pero duele cuando a veces
te subestiman, te encasillan o le quitan mérito a tu manera de manejarte
en el mundo de Las Letras.

Lo mío no es competencia ni negocio.

NO OLVIDAR QUE EL ARTE ES SUBJETIVO.

***

El útimo libro que subí es un ensayo
sobre Historia del Arte que escribí en 2008
para un concurso.


Confieso que no debí subir mis libros a Amazon, no por los escritores que se presentan sino por los lectores; me han desilusionado. No me va mal pero ése no es mi camino; yo escribo a la antigua ( por decirlo de alguna manera).  Lo cierto es que al subirlos a esa plataforma han dejado de ser inéditos entonces no me los aceptan en ningún concurso.



***


lunes, 15 de mayo de 2017

Regresar al amor



Muy pronto en mi vida fue demasiado tarde...
como si caminara delante de mis propios pasos aunque no hacía más que huir de ellos y esperaba llegar a un puerto de luces apagadas para repartir las horas.

En la primera fila los recuerdos: relatos que llegaban a mi corazón con diluvios y vientos, ilusiones que duraban poco, huellas de personajes que corrían por mis cuentos... Buscaba.

Intentaba encontrar el perdón en la alegría de un encuentro, una mirada para pedirle ayuda... La única salida para protegerme, la indiferencia y algo más.

Lentamente fui abandonando la luz, quería que otro me revelara alguna verdad y nadie sabía el secreto del fuego que había devorado las palabras.

Me quedaba sola. El sol se levantaba en el horizonte mientras imaginaba que recorría caminos. El destino pasaba a mi lado y trataba de alcanzarme como un huracán o una presencia que se borraba y me decía: adiós.

Restos de mi alma vagaban por mis libros, mis miedos en las heridas de mis manos que sangraban... Buscaba.

Era demasiado grande aquel amor para perderlo pero tenía que ayudarlo a morir para seguir viviendo. Procuré esconderme, todavía existía la piedad.

Cuando desperté me paré delante de una sombra de ojos negros, triste y benévola, que me miraba a través del espejo. Yo misma. Llevaba años contándome cosas.

Separada por unos pasos, la imagen me dijo:

-Un hombre salió a recorrer el mundo para encontrar lo que buscaba, pero sólo al regresar a su casa halló la felicidad.

Luján Fraix-1996



Premio---Concurso de Cuentos (A.D.E.A)---Buenos Aires.


domingo, 14 de mayo de 2017

La chica del tren, de Paula Hawkins





Toda obra maestra de la literatura va a parar a la pantalla grande. En este caso, se trata de la novela de la escritora PAULA HAWKINS.

Raquel, encarnada por la talentosa Emily Blunt, es una mujer de cuarenta años divorciada y con problemas de alcohol, que viaja en tren todos los días a la misma hora. Durante el trayecto, siempre mira por la ventana a una pareja idealizando la vida que llevan Megan y Scott. Pero un día se despierta confundida y golpeada con la noticia de que Megan ha desaparecido.

Un thriller psicológico dirigido por TATE TAYLOR.


sábado, 13 de mayo de 2017

Reportaje a Florencia Bonelli: la novela romántica






FLORENCIA BONELLI tenía diez años cuando leyó la primera novela romántica JANE EYRE, de CHARLOTTE BRONTË y descubrió ese vínculo que se produce entre el libro y el lector. 


"Ese libro marcó un antes y un después.
En ese momento no fui consciente de que tenía una novela romántica
en mis manos,
seguía leyendo lo que mi padre me traía.
Un día TOM  SAWYER, otro día LAS FÁBULAS DE ESOPO..."


Durante la charla cuenta que se piensa a sí misma como una lectora que escribe y no como una escritora a secas. Dice que ama leer y que escribe las historias que a ella misma le gustaría descubrir en un libro, por eso se identifica con sus seguidoras.

Pasaron muchos años de Jane Eyre: terminar el colegio, cursar la carrera de contadora en su Córdoba (Argentina) natal, casarse... Dice que el ejemplar de EL ÁRABE de EDITH HULL fue el que la llevó a dejar los números, ponerse a escribir y transformarse en un verdadero fenómeno de la literatura romántica.



"Me impactó y me cambió la vida,
fíjate el poder de transformación que puede ejercer un libro", subraya.




-¿Puede ser un libro, pero el amor transforma la vida?
-Absolutamente, aunque hay personas que no se permiten amar y ser amadas. Entonces, cuando toman una novela romántica, me dicen: "Ahora volví a creer en el amor. Ahora desaté muchas trabas. Ahora aprendí a comprender al otro, aprendí a perdonar". Entonces, muchas veces, tienes el amor enfrente, pero no lo puedes ver porque interpones velos, prejuicios, complejos. La palabra escrita, no sé por qué, tiene cierta autoridad a la hora de tocar algunos temas.


-¿También en la lectura hay una cuestión liberadora, no?
-Absolutamente, dejas fluir tus fantasías. Entonces te permites sentir muchas cosas que quizá te prohíbes en la realidad. Mucha gente con los libros desata nudos terribles, me lo cuentan las lectoras. Imagínate la felicidad que me da saber que una de mis novelas ayudó a una persona que estaba angustiada, que tenía algún problema.


-En la vida, como en la ficción, las historias están atravesadas por circunstancias problemáticas. La diferencia es que en los libros suele haber un final feliz, pero en la vida no siempre es así...
-Porque los seres humanos somos muy complicados. Hay dos cuestiones, una es que las personas muchas veces toman decisiones insensatas y la otra es que solemos quedarnos con lo fácil, no nos gusta luchar, nos cuesta ceder, somos orgullosos. El amor no puede vivir así, necesita el oxígeno que le da la paciencia, la tolerancia. Si estás con la persona que amas, que puedes tener diferencias, también hay que saber  ceder algunas veces. Las relaciones se construyen en el día a día.


-¿Hay un resurgimiento de la novela romántica?
-Sí, y creo que le va a hacer bien a la gente porque habla del amor, que en definitiva es el verdadero motor de la vida. Y yo pienso que tengo que transmitir un mensaje de esperanza, por eso siempre termino mis historias con finales felices. De alguna manera, los personajes pasan a ser hijos míos, por eso me resulta tan difícil cuando los tengo que hacer vivir situaciones cruentas. Por supuesto que son parte de la trama, pero las resuelvo, porque siento que el final tiene que ser esperanzador. 



INVESTIGAR PARA ESCRIBIR


No solamente el romanticismo, los personajes capaces de atravesar las pruebas más duras y el triunfo del amor son el punto fuerte de FLORENCIA BONELLI como creadora de ficción. Cada una de sus novelas está atravesada por diferentes períodos y acontecimientos históricos de la Argentina y del mundo, desde el siglo XVIII hasta el XXI.

Los contextos están colmados de detalles precisos. Florencia retrata a la perfección las costumbres, las vestimentas, las formas de dirigirse unos a otros. Dedica desde un año y medio a dos a la investigación de cada contexto. Su narrativa queda, entonces, enriquecida y dotada de una gran verosimilitud...


"Me lleva más tiempo la investigación que el proceso
de escritura en sí mismo.
Cuando te sientas a escribir necesitas una cantidad de detalles
que deben ser exactos 
si quieres construir una buena historia.

Cuando escribí BODAS DE ODIO,
leí los libros de JOSÉ MÁRMOL,
un escritor de los tiempos de Rosas.
Ahí capturé el lenguaje que utilizaban en ese entonces,
las prendas que usaban,
lo que comían...
Leo muchísimo.
Los libros escritos en la época de la que quiero hablar 
son la mejor fuente.
Si te basas en ellos, no tienes margen de error."



-Además de todo el proceso de investigación, de creación, de hacer vivir a los personajes tantas situaciones, ¿qué te pasa cuando terminas un libro, haces un duelo?.
-Sí, me cuesta mucho. Cuando lo termino de escribir empiezo a leerlo otra vez. Primero para corregirlo-esa es la excusa-, pero en realidad es porque me cuesta dejarlos ir. Es muy fuerte. Hasta que no empiezo a escribir una nueva novela, me resulta duro. Me pasa mucho ahora con LA TIERRA SIN MAL, que fue el último libro de la TRILOGÍA DEL PERDÓN


Algunos de sus libros


Por Sol Olivier


Revista "Nueva"


viernes, 12 de mayo de 2017

Casandra




Una humareda avanzaba entre las cumbres nevadas. Se escuchaba un zumbido ahogado que asestaba sus armas de fuego y estrechaba conductos. Era un tren sin brida, hostigado por alguna brújula, que hincaba sus ruedas en las espinas y las piedras.

Con lentitud se aproximaba hacia el puente, en un acto jactancioso de arcano vagabundo frente a las fronteras privadas de gobierno. Hablar de ello era evocar la figura de Ana Bolena en el filo y los espacios de la Torre de Londres, soñar con espíritus del octavo coro o dejar escrita su doctrina de célebre filósofo.

No estaba vestido de arlequín, era una masa de color pardo que cruzaba los campos como caballo montaraz. Tal vez hubiera querido echar raíces y dejar allí sus vicios, virtudes o costumbres pero lo impulsaba un poder irresistible, casi un dictamen. Frente al murmullo de las palomas y las tórtolas, ya sin articular sonido, marchaba hacia Casandra a ejecutar su último delito.


Quiso atemperar las horas y cortar los lazos de ese adiós cortesano que le daba fuerzas en vez de debilitarlo y lo empujaba con violencia, pero quedó mutilado.

Con su ascetismo de peregrino, finalmente, sembró su silencio en las aguas imantadas y el deseo de travesear en el espacio sideral...

Luján Fraix-1990

Relato publicado en el diario "LA PRENSA" de Buenos Aires-Argentina.

Está inspirado en la película:
EL PUENTE DE CASANDRA (1976)



Tragedia en las vías
Filmada en pleno apogeo del cine de catástrofes, esta coproducción europea de Carlo Ponti reunió a un buen grupo de rostros conocidos para contar el mortal viaje de un tren transcontinental donde se ha refugiado un terrorista que ha sido contagiado por un virus. Para evitar que los pasajeros del tren puedan escapar, los militares ordenan que el convoy no realice ninguna parada y sea destruido.
Entretenido espectáculo repleto de suspense y acción, con todos los tópicos del género pero resueltos con suma eficacia. A ello ayuda la banda sonora de Jerry Goldsmith, que genera una gran tensión en determinados momentos de la trama.



***


jueves, 11 de mayo de 2017

Diario de Pablo Neruda: Isla Negra




"Pensé entregarme a mi trabajo literario con más devoción y fuerza. El contacto de España me había fortificado y madurado. Las horas amargas de mi poesía debían terminar. El subjetivismo melancólico de mis "Veinte poemas de amor..." o el patetismo doloroso de Residencia en la tierra tocaban a su fin.


Me pareció encontrar una veta enterrada, no bajo las rocas subterráneas, sino bajo las hojas de los libros. 


¿Puede la poesía servir a nuestros semejantes?
¿Puede acompañar la lucha de los hombres?



Ya había caminado bastante por el terreno de lo irracional y de lo negativo. Debía detenerme y buscar el camino del humanismo, desterrado de la literatura contemporánea, pero enraizado profundamente a las aspiraciones del ser humano.

Comencé a trabajar en mi Canto General.


Para esto necesitaba un sitio de trabajo. Encontré una casa de piedra frente al océano, en un lugar desconocido para todo el mundo, llamado Isla Negra. El propietario, un viejo socialista español, capitán de navío, don Eladio Sobrino, la estaba construyendo para su familia, pero quiso vendérmela. ¿Cómo comprarla?. Ofrecí el proyecto de mi libro Canto General, pero fue rechazado por la Editorial Ercilla, que por entonces publicaba mis obras. Con ayuda de otros editores, que pagaron directamente al propietario, pude por fin comprar en el año 1939 mi casa de trabajo en Isla Negra. La idea de un poema central que agrupara las incidencias históricas, las condiciones geográficas, la vida y las luchas de nuestros pueblos, se me presentaba como una tarea urgente. La costa salvaje de Isla Negra, con el tumultuoso movimiento oceánico, me permitía entregarme con pasión a la empresa de mi nuevo canto."



Patria, mi patria, vuelvo hacia ti la sangre. 
Pero te pido, como a la madre el niño
lleno de llanto.
Acoge esta guitarra ciega,
y esta frente perdida.

Salí a encontrarte hijos por la tierra,
salí a cuidar caídos con tu nombre de nieve,
salí a hacer una casa con tu madera pura,
salí a llevar tu estrella a los héroes heridos...


Las Ingratas, de Guadalupe Henestrosa






Es una historia de amores y desamores muy bien narrada, con personajes fuertes, con escenas donde se entrecruzan hábilmente el drama y el humor, que reconstruye, sobre una pensión llamada "Las Ingratas", el Buenos Aires de principios de siglo.

Fresca, entretenida, una novela costumbrista escrita con el justo toque de ironía y de nostalgia que le da la mirada del hoy.

Vladimir Kociancich

Esta novela obtuvo el Premio Clarín de Novela 2002 por voto unánime del jurado compuesto por Vlady Kociancich, Andrés Rivera y Héctor Tizón.



"Petra llegó con una mano atrás, otra adelante, cuatro hermanas y una hija sin padre. Recién empezaba el siglo y, mirándolo desde la cubierta, el horizonte era todo cielo, como si el barco todavía siguiera perdido en el mar y no hubieran pasado esos días de travesía, lentos e inciertos. Pero el viaje había terminado y ahora el buque descansaba en las orillas de un río ancho y barroso, del otro lado del Atlántico y al sur del mundo...

...Milagros buscó en su interior algo de ese sentimiento de entrega, de la imperiosa necesidad de ser a través del otro, de olvidarse de su propio centro para girar alrededor de otro cuerpo y otros deseos, pero no pudo encontrar ni una hilacha. No estaba hecha con ese material. Suspiró.
-No es bueno querer tanto, niña. La gente se aprovecha y así te quedas, mira, hecha un trapito.
-Qué voy a hacer Milagros. Querer es lo único que sé hacer, es lo que mejor me sale.
-Qué vamos a hacer contigo. Tienes que aprender a no querer tanto. Es mucho mejor que te quieran, muchísimo mejor..." (fragmento)




Nadie en "Las Ingratas" podía hacerse cargo
de tanta soledad,
tanto amor abandonado,
tanto silencio,
tanta nada."

***



martes, 9 de mayo de 2017

Después del fin



Natureland

Los pueblos de la antigüedad adoraban las fuerzas de la naturaleza. 
Padre e hijo sufrían en el mar la locura del agua y el viento. Nadie sabía donde se encontraban en ese momento.


Comenzó el viaje a lo desconocido...
Al descender del avión, una brisa agitaba las hojas tostadas y chirriantes. La sala y el comedor daban a un amplio balcón con algunas plantas. Por las noches, los insectos revoloteaban alrededor de una gran araña de gas mientras que por las ventanas enrejadas entraba el color salvaje de la selva.
Debían comenzar la búsqueda. El cierzo y el agua silbaban en las chimeneas y se filtraban por la vigas. La atmósfera era de pesadilla.
Al día siguiente, la dama elegante y el caballero descendieron cuidadosamente del coche negro. Sobre el brocal del pozo, una cruz de palo miraba en el fondo su imagen siempre.
¿Acaso ese cementerio les daría la respuesta?.

Luján Fraix-2003



lunes, 8 de mayo de 2017

Carta a un amigo... de Julio Cortázar



"Mi querido Eduardo:
Estos cuentecitos de CRONOPIOS Y DE FAMAS han sido mis grandes camaradas de París. Los anoté en la calle, en los cafés, y sólo dos o tres pasan de una carilla. No los considero obra seria, sino un descanso bien merecido después de Keats. Noto que me ha sido dada cierta magia verbal, y los cronopios son la objetivación espontánea de esos juegos de la palabra consigo misma. Pero tú, buen observador, verás que por debajo van aguas más duras e intencionadas. Pienso que en la Argentina un librito así molestaría (...), y que en cambio aquí, después de Plume por ejemplo, o los juegos de Clevel o de Desnos, valdría por lo que vale (...) Yo creo que en el fondo lo que espero de ti y de los pocos lectores que tendrá el cuadernito que es que se diviertan tiernamente (...). Un abrazo grande."




La carta, de puño y letra, está fechada el 1 de octubre de 1952 y fue escrita por JULIO CORTÁZAR a uno de sus grandes y muchos amigos: el pintor y poeta EDUARDO JONQUIÈRES. El libro reúne toda esa relación que comenzó dentro de las aulas de la Escuela Normal "Mariano Acosta". La primera carta está fechada el 13 de febrero de 1950 y la última en Managua, Nicaragua, el 24 de febrero de 1983. La tituló Cortázar: CARTAS A LOS JONQUIÈRES. Tiene más de seiscientas páginas y lo editó Anagrama.

Es que los escritores y los poetas,
más allá de teclear en sus máquinas de escribir
y delinear garabatos en sus cuadernos,
también disfrutaron de la compañía-presencial o a la distancia-
de muchos de sus amigos.
Julio Cortázar,
pese a querer cultivar la faceta de lector solitario y taciturno,
estuvo siempre rodeado de una gran cantidad de amigos.
Lo registran las imágenes,
los encuentros y también las cartas.


Una fidelidad a prueba de tiempo, en la que los amigos aparecen y con ellos las referencias culturales, las búsquedas, las angustias y también los aciertos, hábilmente registrados en esos relatos: un pasaje de diarios íntimos o epístolas con destino de náufragos.



T.Smerling



Etiquetas

Agnes Grey---Anne Brontë (1) Agua---Gonzalo Lauda (1) Antes de ti---Jojo Moyes (1) Antes del fin---Ernesto Sábato (1) Camila O`Gorman---Marta Merkin (1) Cien años de soledad---Gabriel G. Márquez (3) Como agua para chocolate---Laura Esquivel (1) Convocatorias Literarias (5) De amor y de sombra---Isabel Allende (1) El amor en los tiempos del cólera---Gabriel G. Márquez (1) El diario de Ana Frank---Ana Frank (1) El diario de Edith Holden---Edith Holden (1) El jardín de los venenos---Cristina Bajo (1) El jardín olvidado--Kate Morton (2) El libro de los abrazos---Eduardo Galeano (1) El llano en llamas---Juan Rulfo (1) El país del viento---Silvia Iparraguirre (1) El realismo mágico (1) El retrato de Dorian Gray---Oscar Wilde (1) El silencioso grito de Manuela---Luján Fraix (10) El sol de las soledades---Tinco Andrada (1) El tren de los huérfanos---Christina Baker Kline (1) Ella que todo lo tuvo---Ángela Becerra (1) Emma---Jane Austen (1) En el país de la nube blanca---Sarah Lark (1) En el umbral de la eternidad---Ken Follett (1) In the garden with Jane Austen---Kim Wilson (1) La abuela francesa---Luján Fraix (1) La belleza del mundo---Héctor Tizón (1) La casa de Riverto---Kate Morton (1) La chica del tren---Paula Hawkins (1) La dama de las camelias---Alejandro Dumas (1) La isla de los amores infinitos---Daína Chaviano (1) La madriguera---Aurora García Rivas (1) La musa rebelde---Elizabeth Hickey (1) La novia---Luján Fraix (5) La sombra del viento---Carlos Ruiz Zafón (1) La vida empieza hoy---Douglas Kennedy (1) Las Ingratas---Guadalupe Henestrosa (1) lecturas (43) libros (71) Más allá del invierno---Isabel Allende (2) Más rápido que la vista---Ray Bradbury (1) Memoria de fuego---Eduardo Galeano (1) Mi país inventado---Isabel Allende (1) mi prosa poética (12) mis cuentos (20) mis ensayos (3) mis novelas (17) Mis paisajes interiores---Martha Eloísa Darío (1) Molinos de Viento---Luján Fraix (3) Mujer y maestra---Viviana Rivero (1) No quiero envejecer---Pilar Sordo (1) Paula---Isabel Allende (1) Pecado---Laura Restrepo (1) Personajes de novela (8) Rayuela---Julio Cortázar (1) Reportajes (2) Sentido y sensibilidad---Jane Austen (1) Te amaré locamente---Jorge Fernández Díaz (1) Todo lo que nos separa del amor---Mariló López Garrido (1) Tú que te escondes---Cristina Bajo (1)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...